Entrevista DV a Juanjo Aranburu «Patrimonializamos el pasado para que tenga valor hoy y en el futuro»

JUANJO ARANBURU. COFUNDADOR DE ARAZI, Arazi transforma las ideas para hacer llegar de manera óptima a los ciudadanos las riquezas naturales y culturales de nuestro entorno

¿A quién no le gusta viajar? Conocer nuevos lugares y empaparse de su historia, cultura y naturaleza. No hay que irse tampoco muy lejos, puede ser por Gipuzkoa mismo. Para que podamos asimilar todos esos encantos y lo que los rodea debe existir un trabajo previo en el que se estudia la mejor manera de divulgarlos. Juanjo Aranburu está embarcado en esta tarea junto a su equipo de Arazi, donde hay profesionales titulados en comunicación, cultura, diseño o educación. Todo ello, para profundizar en la mejor manera de informar sobre el patrimonio.

- ¿Tenemos en Gipuzkoa un rico patrimonio cultural y natural?
Disponemos de grandes atractivos. Un claro ejemplo son las cuevas de Ekain, distinguidas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad por su singularidad social. No obstante, hay que hacer hincapié en que vivimos en un contexto cultural diferente porque tenemos una lengua propia. El euskera es el mayor patrimonio que podemos tener. Nos sirve para comunicarnos y condiciona el resto de patrimonios, como pueden ser la actividad marina o los parques naturales. Todo está impregnado de esa singularidad de un pueblo que cuenta con un idioma propio.

- ¿Valoran los guipuzcoanos todos estos atractivos?
Apreciamos mucho nuestro entorno, desde el azul del mar hasta el verde de las colinas. Se refleja en que los guipuzcoanos sentimos todos estos patrimonios como propios.

- ¿Cómo debemos proteger nuestro patrimonio?

Qué es patrimonio lo decidimos hoy. La sociedad actual patrimonializa el pasado para que tenga valor hoy y en el futuro. ¿Cómo lo guardamos o protegemos? Divulgando su valor para que la sociedad lo acoja, porque lo que no se siente como propio no tendrá valor de patrimonio. En ese camino, aunque muchas veces se nos olvida, primero hay que investigar quiénes somos y a partir de ello se reformulará el patrimonio que queremos que perdure en el tiempo. Después de esta labor, se debe trabajar en su conservación y divulgación.

- En este camino Arazi se centra en la divulgación. ¿Cómo hay que trabajar para que la sociedad acepte un patrimonio como propio?

En primer lugar, hay que estar muy cerca de las fuentes del conocimiento, de la ciencia y de las investigaciones. Nosotros tenemos mucha relación con la Sociedad de Ciencias Aranzadi y otros investigadores que trabajan en diferentes ámbitos y se encargan de llevar a cabo esa tarea tan importante. Los datos que obtengamos para la divulgación de esos patrimonios deben ser certeros para que luego los podamos utilizar y adecuarlos a los intereses de los receptores. Se trata de otra fase importante, ya que antes se hacía la divulgación del patrimonio sin valorar los intereses y el nivel de conocimiento de las personas a las que había que transmitir esa información. Algunos museos elitistas se están encontrando con que hay mayor interés por su contenido del que se daba, pero que no lo conseguían porque no tenían en cuenta las necesidades de los usuarios. Hay que adecuar los contenidos para que todas las personas se sientan cómodas. Tenemos que ser capaces de ofrecer todo tipo de contenidos a todo tipo de públicos.

«Tener una buena idea no implica alcanzar el objetivo. Se debe trazar un plan y valorarlo»


- Resultará importante adecuar esos contenidos principalmente para los niños.

Evidentemente. Son el futuro y los que tienen la capacidad de absorber lo que se les está contando. Los adultos quizá no tenemos tanto tiempo para ello porque la situación laboral o familiar no nos lo permite. No obstante, hay que tener en cuenta que ahora está surgiendo otro grupo muy interesado en los conocimientos patrimoniales. Hablo de las personas de la tercera edad, que cada vez son más y se encuentran en mejores condiciones, y quieren vivir sus experiencias.

- ¿Cómo hay que divulgar esa información a cada uno de esos dos colectivos?
Los escolares viven en un entorno muy normalizado y organizado. Tienen determinado lo que deben aprender y nuestra labor sería ver en qué área podemos profundizar. En el caso de las personas de la tercera edad, hay que entender que cuentan con mucha experiencia y conocimientos diversos, por lo que a la hora de transmitirles algo hay que incluir comparaciones con lo que ellos han vivido, para que así lo asimilen de manera más sencilla.

- Las nuevas tecnologías ayudarán en esta divulgación.
Hay que adecuar los mensajes al público al que se le va a mostrar. Nos encontramos en la era digital, pero más de la mitad de la sociedad no son nativos digitales. Estamos cerrando una etapa en la que estábamos obnubilados por la tecnología. Creíamos que lo iba a resolver todo. Pero ya estamos de vuelta: sabemos que nos va a ayudar, pero tenemos claro que no lo va a resolver todo.

- La empresa tiene como lema ‘Ideiak borobiltzen’ (redondeando ideas), ¿a qué se refieren?
En una reflexión interna que hicimos en la empresa nos dimos cuenta que nuestros clientes tenían ideas, pero no sabían cómo ponerlas en práctica. No porque tengamos una buena idea vamos a alcanzar nuestros objetivos. Se debe llevar a cabo una planificación correcta. De eso, nos encargamos nosotros. Coger las ideas del cliente para alcanzar su objetivo, mediante un plan que vamos ejecutando y valorando.

- ¿Qué le llevó a fundar Arazi?
Mis socias y yo vimos que había otra manera de comunicar las cosas, más cercana y accesible a todos los públicos. Esta idea como usuario nos gustaba más, pero no encontramos esa fórmula en nuestro territorio, aunque sí existía en otras zonas. Lo entendimos en 1998, cuando tampoco existían los conocimientos sobre medioambiente que tenemos ahora. Por ello, vimos espacio para poner en marcha nuestro proyecto.

- La empresa cuenta con titulados en diferentes áreas. ¿Cómo se gestiona un equipo tan variopinto?
Trabajamos en grupos multidisciplinares y con objetivos preestablecidos claros. Cada uno de nosotros trabaja en multitud de proyectos, porque entendimos que era más rico tener personas con perfiles diferentes para poder satisfacer todas las hipotéticas demandas de los clientes que una única que se encargara de todo. Somos muy horizontales para que la información fluya libremente.

Ver la entrevista completa >

Comments are closed.

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!